La testosterona y la caída del cabello, ¿qué relación existe?

imagen de hombre con transplante capilar

La testosterona y la caída del cabello, ¿qué relación existe?

La caída del cabello es una de las principales preocupaciones para los hombres desde tiempos inmemoriales. De hecho, se piensa que en el Antiguo Egipto los hombres ya intentaron inventar maneras para lograr que el pelo se mantuviera en su lugar hasta edades avanzadas, a las que sucedieron los ungüentos y fórmulas creadas en el Imperio Romano o las preocupaciones por hallar la solución perfecta para evitar la calvicie de científicos como Hipócrates o Aristóteles.

Hoy en día existen formulaciones, tanto de administración oral como de uso tópico, que retrasan la caída del cabello en el varón. Pero, como nosotros no somos dermatólogos, no nos vamos a centrar en ello, sino en lo que verdaderamente nos atañe: la relación que tienen la caída del cabello y la testosterona y, más adelante, la posible afectación a la fertilidad masculina.

La testosterona es, la hormona masculina por excelencia. Se trata de una hormona sexual que secretan los testículos y cuyos valores van descendiendo con la edad.

Esta hormona es fundamental para el desarrollo de los órganos sexuales masculinos y es la que hace que el varón tenga una mayor masa muscular y ósea, así como una mayor cantidad de vello corporal que la mujer, en la que la testosterona, aunque está presente, tiene una influencia infinitamente menor.

Como decimos, los niveles de testosterona pueden variar e ir disminuyendo con la edad. Pero, además de ello, se puede convertir en dihidrotestosterona o DHT, la hormona responsable de que se produzca la alopecia en el hombre.

Como consecuencia de esta transformación de testosterona en dihidrotestosterona, los folículos pilosos del cuero cabelludo del hombre se atrofian, lo que hace que el flujo sanguíneo disminuya y que, por tanto, cuando se pierde el cabello de forma natural, algo que nos ocurre a todos a diario -perdemos unos 100 cabellos al día-, el siguiente pelo que crece en ese mismo folículo crezca más fino y debilitado, lo que se denomina miniaturización. Al final, el pelo fino y débil termina cayendo y ese folículo se cierra para no volver a dar lugar a un nuevo pelo.

No obstante, no es siempre así como se produce la alopecia masculina, que clínicamente se conoce como alopecia androgenética. De hecho, también pueden influir factores como los hábitos poco saludables, la higiene deficiente, la falta de vitaminas y minerales, el estrés, el uso de productos perjudiciales para el cabello, la toma de determinados medicamentos entre cuyos efectos secundarios está la caída del cabello, etc.

¿Estás listo para cambiar tu vida?

Podemos programar tu cita hoy mismo. Déjanos tus datos de contacto y alguno de nuestros asesores se comunicará contigo a la brevedad.

Favor de rellenar los campos vacíos
Favor de rellenar los campos vacíos
Paseo de los Héroes 9111, Zona Urbana Rio Tijuana, 22010 Tijuana, B.C. Piso 2, local 202.
Frente a la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE).